Tiempo de lectura: 4 minutos

Cuando ir a terapia de pareja, ¿En qué momento es una buena elección pedir la ayuda de una profesional? ¿Qué problemas son recomendados abordar desde la perspectiva de contar con la ayuda de un profesional?


 

El objetivo de la terapia de pareja

Muchas veces, el hecho de estar pensando que deberíamos de ir a terapia de pareja, puede darnos miedo por el punto de inflexión que puede suponer para el vínculo. La elección de acudir a un profesional se hace, en muchas ocasiones, cuando nuestra relación está a punto de quebrarse y no vemos otra posibilidad de hacerla avanzar y crecer de nuevo.

A pesar de ello, debemos ser conscientes de que gracias a la terapia de pareja, podemos conseguir numerosos avances. De hecho, la terapia de pareja puede no tener que significar que tu relación esté al borde del final. Es mucho más aconsejable acudir a un profesional a medida que vemos que existen problemas en nuestro vínculo, que esperar al paso del tiempo y sentirnos al borde del precipicio. Cada día más, las parejas abordan de forma más temprana las situaciones complicadas con la ayuda de un profesional.

De esta forma, algunos de los objetivos de este tipo de terapia con trabajo en común que puedes alcanzar con la ayuda de un profesional son:

  • Maximizar el conocimiento sobre cómo funciona tu pareja. También potenciar el autoconocimiento de forma individual.
  • Superación de crisis actuales y pasadas.
  • Estudio, modificación y mejora del estilo comunicativo.
  • Mejorar las dinámicas de pareja.
  • Bienestar en pareja y/o individual.

 

Sabiendo algunos de los objetivos que podrías replantearte, ahora pensarás… ¿Cuándo ir a terapia de pareja? ¿Cuál es el mejor momento para ello? ¿Qué tipo de situaciones me están indicando que necesito a un profesional? ¡Vamos a verlo!

 

Cuando ir a terapia de pareja | Blog de Montse Iserte

 

Cuando ir a terapia de pareja

Las situaciones que nos pueden estar indicando cuándo ir a terapia de pareja son tan numerosas como parejas existen. Cada vínculo tiene sus particularidades, y sus vivencias pueden ser completamente diferentes. Lo que para una pareja puede significar una simple conversación para avanzar, puede suponer para otra la necesidad de acudir a un profesional.

Aún teniendo esta situación en cuenta, a continuación vamos a enumerar una serie de condiciones que, por norma general, actualmente impulsan a las parejas a ir a terapia.

 


💥BONUS: Como saber cuando ir a terapia de pareja

 

 

Problemas de comunicación: ir a terapia de pareja

Algo muy habitual en el contexto de la pareja, es que la comunicación se rompa en algún momento y comiencen a surgir numerosos problemas a partir de ello.

Es habitual que en consulta aparezcan frases como «Hemos dejado de entendernos» o «sé que me oye pero no me está escuchando». Este tipo de circunstancias puede marcar problemas de muchos tipos:

  • Distancia emocional.
  • Incapacidad de expresarse.
  • Existen discusiones continuamente que no se arreglan.

 

Cuando ir a terapia de pareja | Blog de Montse Iserte

 

Cuando ir a terapia de pareja: Problemas en la intimidad

Cuando hablamos de intimidad, no solo estamos haciendo referencia a la posible intimidad que se da en el contexto erótico de la pareja, sino a la intimidad emocional también. Especialmente en parejas que llevan mucho tiempo juntas, uno de los motivos por los que deciden ir a terapia de pareja es cuando se dan cuenta de que esa intimidad ya no existe.

Se dan situaciones, por ejemplo, de silencios muy extensos, de no saber estar a solas. Se puede dejar de pasar tiempo de calidad, es posible que las conversaciones ya no interesen a ninguna de las partes… Esta distancia emocional es un motivo muy importante por el que ir a terapia de pareja.

 


💥BONUS: Precio de la terapia de pareja

 

 

Dinámicas difíciles durante la convivencia

Otro de los motivos que pueden definir cuándo ir a terapia de pareja, tiene que ver con las dinámicas que mantenemos en casa. Esta situación puede darse, especialmente, cuando existen hijos y significan un punto de conflicto en diferentes sentidos. Por ejemplo, en la forma de educar, en no coincidir el cómo llevar determinadas situaciones, o ponerse de acuerdo en circunstancias especiales en las que es necesario que se logre un consenso.

Por otra parte, también es importante identificar cuáles son las dinámicas de pareja que no están funcionando. ¿Existen desequilibrios en el poder? ¿Hay control y celos? ¿Se dan chantajes emocionales?

Ahora que ya sabes cuándo ir a terapia de pareja, puedes considerar si necesitas ayuda profesional de una terapeuta. Si necesitas más información, puedes contactar con nosotres a través del número 615095769, ya sea por WhatsApp o llamando, o agendar cita con Montse Iserte a través del siguiente enlace:

Montse Iserte – Doctoralia.es

Autora de la nota: Yolanda Carmona