Tiempo de lectura: 4 minutos

¿El dolor en penetración es normal o se trata de un problema? ¿Puede haber algún trastorno sexual detrás de esta situación? ¿Se puede hacer algo al respecto o es algo con lo que se debe vivir?


 

El dolor en penetración

Al hablar de dolor en penetración, realmente nos estamos refiriendo a experimentar tanto dolor como incomodidad, escozor, picor y sensación de quemazón. La penetración, que puede ser tanto con una parte del cuerpo o con un juguete, NO debe doler.


💡 Montse Iserte Tip: 
A pesar de lo que la sociedad ha fomentado con sus ideas tabúes sobre el sexo, la penetración nunca debería ser dolorosa. Ni si quiera la primera vez, eso que popularmente se llama “perder la virginidad”, debería de ser algo doloroso.

 

Algunas de las actuaciones que puedes llevar a cabo para evitar, a corto plazo, que aparezca el dolor en la penetración son:

  • Fomentar la comunicación asertiva en pareja.
  • Utilizar lubricantes que ayuden a deslizar las partes del cuerpo o los juguetes que utilicéis.
  • Explotar la sexualidad dando menos importancia a la penetración. No quiere decir que la evitemos para que no aparezca el dolor, sino que se explore más otro tipo de actividades para conseguir una mayor lubricación natural y mayor expansión vaginal para facilitar la entrada.

 

La dispareunia: el trastorno sexual de dolor en penetración

El dolor en penetración puede conformar un trastorno sexual, llamado dispareunia. Para poder hablar de ello de esta forma, hablamos de un dolor que es recurrente en todas o casi todas las relaciones sexuales que mantenemos. En muchas ocasiones, este trastorno acompaña al vaginismo.


💥BONUS: Hablemos sobre el vaginismo.

 

El dolor en penetración de la dispareunia puede presentarse de diferentes formas. Así, aunque el dolor aparezca cuando se da la penetración, este puede cesar una vez que acabe la actividad o durar horas después. Siguiendo la línea de la variabilidad del dolor de este trastorno, hay personas con dispareunia a las que el dolor se les presenta incluso utilizando objetos de higiene femenina, como tampones o copas menstruales.

Resulta complicado hablar sobre la epidemiología de la dispareunia, pues se encuentran resultados muy diferentes cuando varía la población y según la forma en la que se define el dolor en penetración. De forma general, se puede estimar que la dispareunia está en alrededor del 16% de la población (Hayes et al., 2008). No obstante, hay otros estudios que pueden llegar a indicar hasta un 40% y 60% de incidencia. No es de extrañar, cuando hay tantos factores sociales que empujan a las personas con vulva a vivir una vida sexual sin estar empoderada.


💥BONUS: Dolor en la penetración, ¿qué hacer?

 

Además de los factores sociales que pueden afectar en el desarrollo de la dispareunia, existen una serie de causas psicológicas y causas orgánicas que pueden incidir en este problema.

Causas psicológicas

 

Causas orgánicas

  • Posparto.
  • Infección de las glándulas uretrales, parauretrales y de Skene.
  • Cirugía ginecológica.
  • Efecto secundario de algunos fármacos que afecten a la lubricación.
  • Endometriosis.
  • Algunos tratamientos médicos como los del cáncer.
  • Vaginismo.

 

 

¿Hay tratamiento para el dolor en penetración?

A pesar de que la sociedad haya insistido en que el dolor “es algo normal”, debemos hacer énfasis en que NO lo es de ninguna forma. Por ello, es altamente recomendable acudir a los expertos correspondientes para lograr un buen tratamiento de la dispareunia. Este puede ser interdisciplinar si encontramos que hay causantes tanto médicos como psicológicos en nuestro problema. De esta forma, nuestra recomendación es:

  • En caso de que haya un problema médico causando la dispareunia, acudir a fisioterapeutas expertas en salud del suelo pélvico.
  • Si no creemos que haya ninguna situación física afectando a nuestra sexualidad, es posible que haya factores emocionales o psicológicos perjudicando nuestra salud sexual. En este caso, lo más recomendable es acudir a profesionales de la sexología.

 

¿Tienes problemas de dolor en penetración? ¿Crees que podrías estar en la situación de dispareunia? Contacta con nosotras a través del número 615095769 o agenda cita con Montse Iserte:

Montse Iserte – Doctoralia.es

Autora de la nota: Yolanda Carmona