Tiempo de lectura: 3 minutos

Eyaculacion retrograda, ¿Qué está pasando en tu cuerpo? ¿Qué significa que esto esté ocurriendo? ¿Se puede hacer algo para solucionarlo?


 

Hablemos de la eyaculacion retrograda

Cuando hablamos de las disfunciones sexuales, es muy habitual que se hable de eyaculación precoz, disfunción eréctil o el dolor en la penetración, conocido en sexología y psicología como dispareunia, cuando su cuadro clínico conforma una disfunción y no un problema puntual.

Sin embargo, hay algunos trastornos a los que no solemos prestarle demasiada atención, ya sea por la baja frecuencia con la que aparece en las consultas, o porque siguen siendo disfunciones de las que todavía, en general, no se habla demasiado.

Hoy nos gustaría hablar de la eyaculacion retrograda. ¿De qué estamos hablando cuando mencionamos la eyaculación retrógrada? ¿Qué está ocurriendo en nuestro cuerpo cuando esto sucede? ¿Hay algo que podamos hacer para remediar esta situación?

¡Hablemos de la eyaculacion retrograda!

 

Qué es la eyaculacion retrograda

¿Has escuchado alguna vez la expresión de “orgasmo seco”? Es así como muchas personas se refieren a lo que ocurre cuando se da la eyaculación retrógrada.

La eyaculacion retrograda es aquella eyaculación que se da cuando el semen, en vez de ser expulsado al exterior cuando se llega al orgasmo, se queda en el interior de nuestro organismo. ¿Significa eso que no estamos eyaculando o que algo está yendo mal? Vayamos por partes.

Cuando tenemos eyaculación retrógrada, en realidad no tenemos una situación perjudicial que vaya a afectar a nuestra sexualidad o a nuestra capacidad para disfrutar de los estímulos sexuales. Sin embargo, y como es obvio al pensar en esta situación, afectará de forma directa a la fertilidad de la persona. No porque sus espermatozoides sean de baja calidad o haya poco movimiento en ellos, sino porque nunca podrá llegar a la meta deseada.

Pero, ¿Cómo ocurre esto?

 


💥BONUS: La masturbación en pareja y sus beneficios

 

Qué está pasando cuando tenemos eyaculacion retrograda

Para comprender qué ocurre durante la eyaculacion retrograda, es necesario que atendamos el recorrido de la eyaculación cuando funciona de una forma corriente.

Cuando se da la eyaculación, el conducto deferente transporta el esperma originado en los testículos hasta la próstata. Allí, el esperma se mezcla con otros líquidos que dan lugar al líquido seminal, tal y como nosotros conocemos la eyaculación. Lo que ocurre a continuación es la clave de la eyaculación retrógrada. Una vez que el semen se encuentra en la próstata, un músculo de la vejiga se tensa para provocar que el líquido seminal no vaya a la vejiga, sino que alcance la uretra y salga al exterior.

Cuando tenemos una situación de eyaculacion retrograda, lo que sucede es que el músculo de la vejiga que hemos mencionado no se tensa de una forma adecuada. ¿Cuál es la consecuencia de este hecho? Lo que ocurre, pues, es que el líquido seminal viaja hacia el interior de la vejiga.

Se trata de una afección completamente orgánica, es decir, física. Que esto suceda puede venir causado por:

  • Algunas cirugías.
  • Efecto secundarios de algunos medicamentos.
  • Algunas enfermedades pueden dañar los nervios, como ocurre con el Parkinson o la diabetes.

 


💥BONUS: Eyaculacion precoz y diabetes: ¿Tienen alguna relación?

 

¿Se puede hacer algo para solucionarlo?

Al tratarse de una situación completamente orgánica, desde la terapia sexual y la sexología no se puede hacer nada al respecto. No obstante, sí puedes atender terapia para mejorar la gestión emocional que puedas necesitar entrenar como consecuencia de esta situación.

¿Quieres saber más sobre la eyaculacion retrograda? ¿Tienes otras preguntas que hacer y necesitas ayuda para conocer su respuesta? Puedes comentar aquí abajo cuáles son esas preguntas y trataremos de responder lo antes posible. Si necesitas ayuda profesional, no dudes en contactarnos para que te asesoremos de la mejor forma posible. Contacta con nosotras a través del número 615095769 o agenda cita con Montse Iserte:

Montse Iserte – Doctoralia.es

Autora de la nota: Yolanda Carmona