Tiempo de lectura: 4 minutos

La disfuncion erectil y el alcohol, ¿Cómo funcionan juntos? ¿Son buenos aliados o, por lo contrario, puede suponer un problema mezclarlos?


 

Disfuncion erectil y alcohol: ¿Aliados o enemigos?

Es posible que alguna vez te hayas replanteado esta pregunta, ¿verdad? Es muy recurrido el recurso del alcohol para aliviar o mejorar los problemas sexuales. Todes hemos visto alguna vez en la televisión o el cine cómo alguien bebía para calmar los nervios y estar preparade para tener una cita. Cómo el alcohol le hacía ganar seguridad y sentirse confiade para el momento que consideraban lo más importante…

Sin embargo, ¿Qué certeza hay de que la disfuncion erectil y el alcohol sean buenos aliados? ¿De verdad esto es un truco que pueda funcionar y no ser perjudicial? ¿Debemos tener en cuenta alguna otra circunstancia?

Hoy hablaremos sobre qué es la disfunción eréctil y cómo hacerle frente. Además, investigaremos cuál es la relación real entre la disfuncion erectil y el alcohol. ¿Te gustaría conocer si definitivamente son aliados o enemigos? ¡Vamos a verlo!

 

 

Hablemos sobre la disfunción eréctil

Antes de hablar de esta famosa relación, necesitamos definir correctamente qué es la disfunción eréctil.

Hay muchas personas que creen que los famosos “gatillazos” ya son sinónimos de tener un problema de salud sexual, es decir, una disfunción sexual. En concreto, la disfunción eréctil. Pero… ¿Esto es así realmente? A continuación vamos a ver la definición de este problema sexual y qué requisitos deben darse para poder hablar de ello como tal.


💥BONUS: Qué son las disfunciones sexuales

 

La disfunción eréctil es una disfunción sexual definida como la incapacidad de mantener una erección rígida durante tanto tiempo como signifique una relación sexual satisfactoria. Para poder hablar de este problema sexual como tal, se deben dar algunos requisitos:

  • Que la situación de incapacidad para mantener rígida la situación ocurra durante todas o casi todas las relaciones sexuales que mantengamos.
  • Que esta situación lleve un tiempo pasando. Los manuales de diagnóstico marcan un tiempo estipulado de seis meses. No obstante, es recomendable que acudas a la atención sexológica correspondiente cuando sientas que la incapacidad para mantener sexo está convirtiéndose en un problema.
  • Este problema causa malestar acusado en la persona. Puede traer consecuencias como vergüenza, baja autoestima, ansiedad sexual…

 

A quién afecta la disfunción eréctil

La disfunción eréctil es una disfunción sexual muy frecuente. La prevalencia de este problema aumenta conforme aumenta la edad. Tal es la diferencia, que la prevalencia varía hasta en un 40% (Prevalence and independent risk factors for Erectil Dysfunction In Spain, 2001):

  • Entre 25 y 39 años: 8,6%
  • De 40 a 49 años: 13,7%
  • Entre 50 y 59 años: 24,5%
  • De 60 a 70 años, la prevalencia aumenta hasta un 49%

 


💥BONUS: La disfunción eréctil y la edad

 

Las personas que mayor riesgo tienen de padecer disfunción eréctil, son aquellas que tienen problemas de diabetes, hipertensión o enfermedades cardiovasculares. Especialmente estas últimas, están directamente relacionadas con los factores de riesgo de esta disfunción sexual.

Otras causas, de tipo psicológico, pueden ser:

  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Excesiva auto-observación.

 

 

La relación entre disfuncion erectil y el alcohol

Como decíamos al principio, muches hemos visto en la cultura cinematográfica cómo les protagonistas tomaban alcohol en situaciones de estrés por la posibilidad de enfrentarse a un encuentro erótico festivo. Si esta persona tenía disfunción eréctil… ¿Estaba haciendo bien en tomar alcohol para contrarrestar?

Cuando anteriormente hemos hablado de los factores de riesgo de la DE, no hemos mencionado, a propósito, uno de ellos: el alcoholismo.

Como muches ya sabréis, el alcohol es una droga depresora. ¿Qué quiere decir esto? Básicamente, que hace que nuestro cuerpo funcione más despacio: nos hace sentir efectos sedantes y tranquilizantes. ¡Sí, en efecto! A pesar de que en determinadas cantidades, al principio, nos provoque euforia, risas y otros, el alcohol es una droga que nos enlentece. Nos vuelve torpes, poco ágiles, estamos poco despiertes.

Si traducimos esto a la relación entre disfuncion erectil y el alcohol, empieza a verse claro cuál es la respuesta: son enemigos. Si tenemos disfunción eréctil y además tomamos alcohol, nuestro cuerpo reaccionará de forma más lenta y torpe a los estímulos eróticos, e incluso puede que, directamente, funcione tan lento que ni si quiera llegue a despertar el interés en nuestra erección. De hecho, el alcohol puede ser problemático para muchas otras disfunciones sexuales, por ejemplo:

  • La eyaculación precoz.
  • El deseo sexual hipoactivo.
  • La anorgasmia.

 

Ahora que ya sabes la relación entre la disfuncion erectil y el alcohol, prueba un método que sí sea eficaz contra esta disfunción sexual. Buscar la ayuda profesional de una sexóloga es lo más recomendable, si no crees que haya problemas de salud, como por ejemplo cardiovasculares. Puedes contactar con nosotres a través del número 615095769, ya sea por WhatsApp o llamando, o agendar cita con Montse Iserte a través del siguiente enlace:

Montse Iserte – Doctoralia.es

Autora de la nota: Yolanda Carmona