Tiempo de lectura: 4 minutos

¿Conoces el benching? ¿Sabes que se trata de una forma de abuso emocional? ¿Conoces en qué se basa este fenómeno? ¿Sabrías mencionar qué tipo de consecuencias psicológicas puede tener en una persona?


 

Formas de abuso emocional: El benching

Cada día sabemos un poco más sobre las diversas formas de abuso emocional que existen en nuestro día a día. Desde hace no demasiado tiempo, el ghosting ha empezado a visibilizarse y a darse mucha información al respecto para que sepamos cómo actuar y qué tipo de consecuencias puede tener. Sin embargo, existen otras formas de abuso emocional de las que no se habla tanto, como es el caso del benching.

Hoy hablaremos sobre qué es el benching y qué tipo de características tiene esta forma relacional abusiva. Además, vamos a pararnos a hablar sobre las consecuencias psicológicas que este fenómeno puede dejar en nosotres. Si alguna vez has sido víctima de ghosting o de benching y necesitas ayuda psicológica, no dudes en contactar con nosotres o en contar tu experiencia en los comentarios, si te apetece hacerlo. ¿Vamos a por la información?

 

Qué es el abuso emocional

Para hablar del benching, en primer lugar, nos parece imprescindible que definamos qué es el abuso emocional.

Cuando hablamos de abuso emocional, nos referimos al maltrato psicológico. El maltrato psicológico consiste en que, una persona significativa para otra, abusa emocional y psicológicamente de esta segunda a través de humillaciones, descalificaciones, infravaloraciones… El abuso se caracteriza por la subordinación psicológica de la persona, y en el ataque a aspectos de su persona como son la autoestima, autoconcepto, autoimagen, libertad emocional y dignidad.

Una de las formas más conocidas de abuso emocional, mucho más que el benching, es el ghosting.


💥 BONUS: Qué es el ghosting.

 

 

El benching: una forma de abuso emocional

El benching es una de las formas de abuso emocional de las que menos se habla actualmente, a pesar de la importancia que debería tener en nuestra sociedad.

La dinámica que prevalece en el benching es la de la manipulación. En las relaciones que están damnificadas por este tipo de abuso, existe una desigualdad en cuanto a la importancia que se le da al vínculo y a la otra persona. Así, en este tipo de relaciones, vemos que existen dos formas distintas de vivir el vínculo:

  • Una de las personas está comprometida y entregada. Es muy posible que exista dependencia emocional a la otra persona.
  • La otra persona es consciente de las emociones y el compromiso de la anteriormente descrita, pero no le corresponde. La manipulación aparece en la forma en la que ésta persona “engancha” a la otra, dándole lo mínimo para que se quede, sin realmente darle importancia ni a la persona ni al vínculo.

 

De una forma más coloquial, podríamos estar hablando de que el benching se refiere a que nos dan falsas esperanzas, con tal de que nos quedemos siempre enganchades a la persona. Así, se crea un tipo de vínculo ansioso-dependiente, en el que nos conformamos con lo mínimo que nos den, con tal de tener a esa persona al lado de nosotres. Incluso aunque sea una ilusión, puesto que realmente quien nos está manipulando, únicamente está sacando beneficio de nuestra dependencia, y no se trata de una relación real.

Es importante que veamos que este tipo de abuso emocional no sólo puede darse en el plano romántico. También es posible que exista en las dinámicas familiares, con nuestres amigues, en situaciones laborales… Es decir, se puede dar en cualquier contexto. No obstante, se da especialmente en el plano del ligoteo y las relaciones románticas.


❗️ NOTA CLAVE: Benching hace referencia en inglés a la acción de “dejar en el banquillo” a la otra persona.

 

Consecuencias psicológicas del benching

Entre las posibles consecuencias psicológicas que puede traernos el benching, encontramos:

  • Baja autoestima.
  • Pobre autoconcepto.
  • Dependencia emocional.
  • Dificultad en el proceso de duelo.
  • Dificultad para desarrollar la comunicación asertiva.
  • Impedimento en el desarrollo de la responsabilidad afectiva.
  • Mayor posibilidad de desarrollar alteraciones en el estado de ánimo con síntomas relacionados con la depresión.
  • Ansiedad.

 

 

Es posible que te hayas sentido identificade con las consecuencias psicológicas aquí descritas. Si es así, ten por seguro que hay diferentes aspectos que puedes trabajar con la ayuda adecuada. Cuando estés dispueste a hacerlo, contacta con Montse Iserte pidiendo cita a través del siguiente enlace:

Montse Iserte – Doctoralia.es

Autora de la nota: Yolanda Carmona