Tiempo de lectura: 4 minutos

¿Qué tipos de abusos emocionales existen? ¿Qué nombres reciben? ¿Cómo es realmente un abuso emocional, qué lo caracteriza? Si te gustaría darle respuesta a estas preguntas, no dudes en seguir leyendo.


 

Tipos de abusos emocionales

Los abusos emocionales son cada vez más visibles en nuestra sociedad. Gracias a ello, estamos descubriendo cómo estar alerta cuando una persona puede estar manteniendo una relación tóxica con nosotres, y a actuar de forma consecuente con ello. Hoy aprenderemos a definir este concepto, y además veremos los tres tipos de abusos emocionales más frecuentes en los últimos años.

Si todavía no sabes cómo definir un abuso emocional correctamente y con seguridad, ¡es tu momento de cambiarlo!

 

Qué son los abusos emocionales

Cuando hablamos del concepto de los abusos emocionales, estamos refiriéndonos, ni más ni menos, que al maltrato psicológico o emocional. Es fácil reconocer cuándo está sucediendo el maltrato físico, por las marcas que se dejan en el cuerpo. Pero, ¿en qué consiste el maltrato psicológico? ¿Cómo podemos reconocerlo?

Los abusos emocionales son ataques psicológicos,  activos y pasivos, a otra persona. Estas actitudes y acciones pueden comprender la humillación, la culpabilización, los insultos, ataques a la autoestima y dignidad, y el aislamiento, entre otros. Se habla de ella como una violencia invisible, por la falta de consecuencias físicas en la persona. Es por ello que es tan complicado detectarlo. Cabe mencionar que este tipo de maltrato no se da exclusivamente en las relaciones románticas, sino que se puede dar en cualquier tipo de contexto relacional: en la familia, en el trabajo, en la escuela, en nuestro grupo de amigues…

 

Señales de los abusos emocionales

Algunas de las señales que podemos localizar para ver cuándo una persona está maltratando psicológicamente a otra son:

  • Insultos.
  • Inseguridad reiterada de la persona maltratada.
  • Restricciones financieras.
  • Excesivo sentimiento de culpabilización en la víctima.
  • Aislamiento progresivo.
  • Chantaje emocional.
  • Críticas destructivas.
  • Control: del tiempo, del trabajo, de las relaciones interpersonales, de la educación…

 

Consecuencias del maltrato psicológico

Las consecuencias de los abusos emocionales son muy numerosas. Es realmente problemático porque las personas tardan mucho en darse cuenta de que están siendo abusadas emocionalmente. De esta forma, los problemas psicológicos que se forman acaban quedándose muy marcados en la persona y hace falta mucho trabajo en el desarrollo personal para poder avanzar.

Entre las consecuencias del maltrato emocional, encontramos:

  • Ansiedad.
  • Dificultad en la concentración.
  • Autoestima baja.
  • Bajo autoconcepto.
  • Depresión.
  • Indefensión.
  • Pensamientos intrusivos.
  • Culpabilización.
  • Hostilidad y problemas de ira.
  • Baja asertividad y responsabilidad afectiva.
  • Escasa capacidad de afrontar eficazmente los conflictos.

 


💥 BONUS: Hablemos sobre la responsabilidad afectiva.

 

Las tres formas más usadas de abusos emocionales

La forma en la que nos relacionamos actualmente ha dado lugar a algunas dinámicas muy tóxicas. Algunas de las formas de abusos emocionales están muy definidas y empiezan a ser conocidas en nuestra sociedad. La más famosa de ellas es el ghosting, de la que seguro que has escuchado. A continuación, vamos a ver estas tres formas de maltrato emocional más usadas.

 

El ghosting

El ghosting consiste en dejar de contactar con una persona de un momento a otro. Literalmente, significa hacerse el fantasma. Entre sus consecuencias encontramos la ansiedad, la dificultad de procesar el duelo o los problemas de seguridad en une misme.


💥 BONUS: Qué es el ghosting.

 

Este es el tipo de abuso emocional que más frecuentemente encontramos en las relaciones que se crean a través de redes sociales y aplicaciones para conocer gente.

 

 

El gaslighting es una de las formas de abusos emocionales

El gaslighting es también muy frecuente. Su base es la manipulación de la otra persona, haciendo que ésta se sienta invalidada y que no es válide. Utiliza formas de expresarse como “Estás exagerando”, “estás loca” o “eres demasiado sensible”. Entre sus consecuencias, podemos encontrar la invalidación emocional y la tendencia a la depresión.


💥 BONUS: No estás exagerando: el gaslighting.

 

El benching

El benching es otra técnica de manipulación y, por lo tanto, de abuso emocional. Se basa en la tendencia a tener a una persona “enganchada”, dándole lo mínimo para que siga estando ahí, pero sin estar nosotres nunca para elles. Aunque todas las formas de relaciones anteriormente descritas son desiguales, esta es en la que más evidente aparece la desigualdad, puesto que una persona siempre está disponible para la otra, pero no al contrario.

Entre sus consecuencias, podemos encontrar dependencia emocional o dificultad para desarrollar la comunicación asertiva, además de la ansiedad.


💥 BONUS: Formas de abuso emocional: El benching.

 

¿Te gustaría trabajar las consecuencias del maltrato psicológico? ¿Conoces a alguien que necesita ayuda psicológica con respecto a este tema? Contacta con nosotras a través del número 615095769 o agenda cita con Montse Iserte:

Montse Iserte – Doctoralia.es

Autora de la nota: Yolanda Carmona